Ferralla: ¿cuál es su uso en la construcción?

Ferralla: ¿cuál es su uso en la construcción?

Ferralla: ¿cuál es su uso en la construcción?

Profundizar en el mundo de la construcción y los materiales que se utilizan en él nos puede llevar a hablar sobre muchos aspectos diferentes. De hecho, de manera habitual en nuestro blog hemos profundizado sobre el hormigón, el cemento, las tejas y muchos otros artículos similares utilizados en prácticamente cualquier proyecto de este tipo en España. Sin embargo, hasta el momento no lo habíamos hecho sobre el protagonista de esta entrada: la ferralla.

Si todavía no sabes a lo que nos referimos, no te preocupes. En nuestro post de hoy vamos a explicar qué es y cuáles son sus principales usos en la construcción actualmente. Y si necesitas ferralla o cualquier otro producto, no te olvides de que contamos con los mejores materiales de construcción en Granada. De modo que si necesitas hacer realidad cualquier proyecto, no dudes en consultarnos. Y ahora, vamos a centrar la mirada en la ferralla y sus usos para construcciones.

¿Qué es la ferralla?

Antes de proseguir y hablar sobre los diferentes usos que tiene la ferralla en la construcción, debemos definir qué es la ferralla. Si acudimos a la Real Academia Española, la define como chatarra, que es un conjunto de trozos de metal, o como una estructura de hierro que forma el esqueleto de una obra de hormigón armado.

Nosotros la definiríamos como uno de los elementos más importantes en prácticamente cualquier construcción. Como dice la RAE, se trata de un material metálico, formado fundamentalmente por piezas de acero. Su uso tiene un fin bastante claro: ofrecer un refuerzo a las estructuras que puedan necesitarlo. De este modo, prestan ayuda para que algunas construcciones sean más estables y resistentes.

Solemos encontrarla, sobre todo, junto al hormigón. De hecho, existe un término para ello, el llamado hormigón armado, que es el que está formado por hormigón y un esqueleto metálico en si interior. Eso sí, no vale utilizarlo de cualquier manera. Si se quiere conseguir los mejores beneficios de sus características en cuanto a resistencia y dureza, deberá ser instalado por profesionales cualificados para que no existan problemas posteriormente.

Usos de la ferralla en la construcción

Además de para fabricar hormigón de tipo armado, la ferralla también tiene como fin formar otro tipo de estructuras que pueden ayudar en la construcción. Algunas de las más comunes son las armaduras electrosoldadas, las mallas, los encepados o las zapatas, entre muchas otras.

Armaduras electrosoldadas

En este caso se trata de una armadura en celosía formada por varios cordones de acero corrugado. Este acero o ferralla es soldado de forma eléctrica y tiene como objetivo sostener la estructura.

Mallas electrosoldadas

Este tipo de mallas son armaduras formadas por varillas de metal corrugado que se colocan de forma vertical y horizontal. Además, son soldadas en sus puntos de cruce para ofrecer todavía más resistencia. Suele utilizarse para hacer soleras de hormigón.

Zapatas

Las zapatas son cimentaciones superficiales que se encuentran, por norma general, aisladas. Se utilizan en terrenos de tipo homogéneo y con resistencias de compresión medias o altas.

Si quieres conocer más sobre los diferentes materiales de construcción que existen, como la ferralla, puedes echar un vistazo a esta página. En ella nos muestran cuáles son los materiales de construcción más utilizados en todo el mundo. De este modo podrás conocer otros materiales importantes que podrías utilizar para tus proyectos futuros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Enter your keyword