Ventajas e inconvenientes del suelo radiante

Ventajas e inconvenientes del suelo radiante

Ventajas e inconvenientes del suelo radiante

Contar con una buena calefacción en nuestro hogar, sobre todo en los lugares más fríos, es algo imprescindible. Existen muchas opciones por las que nos podemos decantar. Sin embargo, lo que no puede faltar es contar con un buen material que sirva como aislante térmico en Granada. Y es que, por bueno que sea nuestro sistema de calefacción, sin un buen aislamiento todo el calor se nos perderá de forma muy rápida.

Aislamiento a parte, existen muchas posibilidades para calentar nuestra vivienda. La calefacción tradicional de toda la vida con estufas, la calefacción a través de radiadores de gas, las chimeneas, las bombas de calor… Sin embargo, la que más adeptos ha ganado durante los últimos años gracias a sus ventajas es el suelo radiante. Y te vamos a contar todas sus ventajas y desventajas para que conozcas más sobre lo que puede ofrecerte.

¿Qué es el suelo radiante?

El suelo radiante es un tipo de calefacción que funciona mediante unos canales instalados bajo el suelo que calientan la vivienda y distribuyen calor de una forma homogénea. No necesita la instalación de elementos de otros tipos de calefacción como radiadores, por lo que pasa desapercibido por completo. Puede ofrecer un aumento de temperatura utilizando una resistencia eléctrica o a través de agua caliente.

Ventajas del suelo radiante

Rendimiento alto

Se trata de un sistema de calefacción que ofrece un rendimiento muy elevado y de gran eficiencia. Esto se debe a que sus circuitos son muy finos y la energía que necesita para ofrecer un aumento de temperatura es muy pequeña.

Consumo bajo

Como acabamos de comentar, la energía que necesita para funcionar es muy reducida. Esto permite que obtengamos un consumo energético más bajo que otros sistemas de calefacción. En términos de ahorro este puede llegar a ser de entre un 10% y un 20%.

Energías renovables

Este tipo de instalaciones de calefacción suelen utilizar fuentes de energías renovables para su alimentación. Por este motivo, apostar por el suelo radiante es una opción con la que, además de consumir menos energía, nos permite utilizar fuentes renovables.

Confort

El calor se repartirá de forma uniforme desde el suelo por toda la casa. No habrá movimientos de aire ni lugares con una temperatura mayor que otros, tal y como sucede con las bombas de calor o los radiadores. Esto nos permitirá conseguir una mayor sensación de confort.

Desventajas del suelo radiante

Precio

La principal desventaja del suelo radiante tiene que ver con el precio de su instalación, que suele contar con un presupuesto mayor que con respecto a otras opciones. Aunque la realidad es que se trata de una inversión que, aunque sea más grande, podrás amortizar pasados unos años.

Instalación

Otro aspecto negativo a tener en cuenta tiene que ver con la instalación, que es mucho más compleja. Necesitarás levantar todo el suelo para poder llevar a cabo su montaje. Además, no es compatible con todos los tipos de suelos, por lo que es algo que deberás tener en consideración.

Ya conoces cuáles son las ventajas e inconvenientes principales del suelo radiante. Sin embargo, es posible que si te estás planteando su instalación quieras conocer más datos sobre él. Puedes echar un vistazo a este artículo en el que repasan las mejores opciones para instalar suelo radiante y las principales alternativas al mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Enter your keyword