Estructuras de hormigón armado

Estructuras de hormigón armado

Estructuras de hormigón armado

Hablar de materiales utilizados en la construcción es hacerlo sobre un área prácticamente imposible de abarcar por completo: equipos de protección, albañilería, techos, cubiertas, carpintería, canalizaciones… En otras ocasiones hemos hablado de la importancia de buscar siempre la mayor calidad en materiales de construcción en Granada, algo que consideramos imprescindible para cualquier tipo de obra.

Sin embargo, hoy nos vamos a centrar en un material que se utiliza en prácticamente todas las obras que se realizan en España. Nos referimos al hormigón armado, que ofrece una gran cantidad de posibilidades. Por este motivo, hoy vamos a hablar sobre lo que es este material, sus orígenes y los tipos que nos podemos encontrar en el mundo de la construcción.

¿Qué es el hormigón armado?

Si hablamos de las estructuras de hormigón armado, lo hacemos sobre unas de las que mayor uso extendido tienen por todo el mundo. Son imprescindibles en edificios de todo tipo y en casi cualquier obra. Se trata de un tipo de estructuras que tienen al hormigón como base pero de una forma reforzada. Algo que se consigue a través de barras y mallas de acero, que son las que le dan el nombre de armado.

También es posible introducir otro tipo de materiales como fibras plásticas o de vidrio dependiendo de los requisitos de la construcción. Está presente en edificios, puentes, caminos, túneles… También se le denomina como concreto armado u hormigón reforzado. Puedes conocer más sobre este tipo de estructura de hormigón a través de esta página.

Orígenes del hormigón armado

Además de conocer lo que es este tipo de hormigón, también vamos a hacer un repaso a través de su historia. La invención de este tipo de estructuras se suele remontar a 1848, momento en el que Joseph-Louis Lambot realizó la primera construcción de este tipo: un barco de hormigón armado. Sin embargo, no fue hasta años más tarde hasta que se empezó a utilizar para construcciones como techos, paredes o tubos.

Desde entonces, su utilización ha sido un fijo en prácticamente cualquier tipo de construcción hasta asentarse en el siglo XIX como una de las técnicas más utilizadas en todo el mundo. El primer gran edificio que se realizó en España de hormigón reforzado es la fábrica de harinas La Ceres, en Bilbao, que se llevó a cabo entre 1899 y 1900. Y todavía a día de hoy sigue en pie aunque se ha rehabilitado y se utiliza como viviendas.

Otros tipos de estructuras de hormigón

Masa

Se trata del tipo de hormigón que se vierte sobre moldes que se han preparado de manera previa. El resultado es el de macizos sometidos a esfuerzos de compresión. También es un tipo de hormigón muy utilizado.

Ligero

Si hablamos del tipo ligero, se trata de un material de poca densidad. Se utiliza para elementos que no requieren una gran resistencia como tabiques, revestimientos o forjados. Es un buen aislante térmico y acústico.

Prefabricado

Este tipo de hormigón es el fabricado en una planta industrial, no en la propia obra. Son piezas que han sido moldeadas previamente y que están pensadas para instalar de forma directa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Enter your keyword